Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Colectivo Opinión Publica
Miércoles, 18 de septiembre de 2019
colectivo opinión pública

Manifestación a favor de la Independencia de la Región

[Img #18353]Los partidos, sus dirigentes, los gobiernos regionales y del Estado instalados en el PESEBRE DORADO DE MADRID desde donde se reparten prebendas a unas cuantas comunidades autónomas,  si son secesionistas o nacionalistas el pienso es de alta calidad. Si un río catalán se desborda por una simple meada celestial, la Moncloa se apresura a mandarles una riada de millones, y nos denosten en el extranjero europeo. Si los separatistas, filoetarras y nacionalistas vascos se siscan en nosotros, allá va una corte de donantes del Gobierno de turno. Y si los navarros forman un Gobierno de caca política, se les limpia el virtuoso ano con papel higiénico del que fue un bipartidismo letal al menos para la Región murciana. Somos tan poca cosa que hemos llegado a ser sustituido por Lepe, en la chistografía popular, nos reúnen como una piara lanal, y nos prometen mil vírgenes aunque lo prohíba la ley de violencia de género. Y lo del agua, es como la estrategia de la leche derramada, apenas se pueden coger cuatro gotas para regar. O se construye en un oasis de secano para que las aguas turbulentas arrollen sentimientos,  amores, vidas y riquezas.

 

Las turbias imágenes que repiquetean en las pantallas de las tv nacionales y extranjeras son el espejo horroroso de la chapuza regional tradicional, y quizás el entierro del Mar Menor o los disparos a los pies de los agricultores y las clases modestas. No es solo consecuencias de la derecha o la izquierda, sino la actividad crapulosa de una corrupción consentida y votada.

 

Hace semanas nos explicaban, pronosticando la furia de una gota fria o de una simple tormenta en la zona de la costa marmeronense,  consecuencias devastadoras, por errores humanos,  en este esquema que ofrecemos:

 

Autovía Cartagena-Alicante, Pilar de la Horadada, 13/9/2019 , Reuters

 

−1 de febrero de 1863. Murcia-Cartagena. Ferrocarril−

  • PRIMERA BARRERA.-

1979 llegada de las aguas del Tajo al Campo de Cartagena por el Canal procedente de La Pedrera (de San Miguel de Salinas, Alicante, hasta El Albujón)

 

  • SEGUNDA BARRERA.-

Decreto 1808, de 31 de julio de 1998 por el que se licitaban las obras de la Autovía Alicante Cartagena.

 

  • TERCERA BARRERA.-

Pocos son los puentes, que si preveía el ferrocarril, eficientes, y muchos los tubos que se dan en estas barreras artificiales. Cada una de esas barreras son obstáculos insalvables a las es correntías naturales que se producen entre Carrasco y y Altaona y Columbares en sus vertientes Sur.

“El agua viene con las escrituras bajo el brazo” se ha dicho siempre en el Campo de Cartagena, para recordar que las ramblas tienen también su cauce natural. Que no se le pueden poner trabas y que si se le ponen las derribara.

No es lo mismo la avenida de ramblas con agua al mar laminada que entubada pocos metros más arriba.

Si a esto unimos la construcción en ramblas, como el CAES de Torre-Pacheco estamos “sembrando desastres”.

 

– – – – – – – – – – – – – – – – –

 

La contemplación aérea del desastre es para echarse al monte, salvo que los Fiscales, los jueces o oenegés decentes, y alguna organización ecologista oculta por vergüenza dé la cara y movilizarnos para demostrar que podemos llegar hasta la independencia, la ruptura con  una democracia que es ya una pantomima, cuyo déficit  está en negro como queda plasmado en las portadas de esta revista que reproducimos,  con alguna reserva mental, aunque podíamos llegar más lejos al grito unánime de ¡¡CHAPUCEROS CANTAMAÑANAS!!  Antes que nos apliquen la Ley Mordaza o las feministas ultras pidan a la vicepresidenta que capen a todos los niños  recién nacidos en nuestra Comunidad Autónoma, que no es un mal sueño.

 

 

Imagen: Revista El Jueves

 

En fin que nosotros y vosotros ahogándonos en la turbidez y ellos en Madrid, y el resto de la MARCA HISPÁNICA nadando y  guardando la ropa para mantenerse en el chupe (por cierto,  el ángel populista de la plebe, Pablo Iglesias, no ha aparecido por estas tierras a la espera de que el cielo no nos fastidie más con sus diluvios universales). Ellos, los cuatro jinetes del apocalipsis, siguen en  la cocina preparando el banquete electoral, después de invitar al rey, vía koletas, a la olla gitana sin las peretas reales. El fogón, a la ocho de la tarde de martes, tira que arde a la espera del esclavejio de los  pétalos de la margarita, con el no  es no o el si es si del tal Sánchez, de cara amargada, no se sabe si por lo que ha visto en Murcia o porque no está seguro si lo engañan o los engaña. Cuando la noche nos empuja a la soledad, la soledad política nos conduce a otras elecciones en noviembre. Todo esta basura es porque ningún hombre de estado con dos dedos de frente, que no tenemos, sea capaz de modificar a fondo la torpe Ley Electoral que tanto ha favorecido a los partidos separatistas y nacionalistas, la bestia negra de la Democracia española arruinada por las comunidades autónomas devoradora de ingentes presupuestos, algunos a borde de la quiebra que al final pagamos usted y yo.

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress