Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Miércoles, 6 de junio de 2012

Es que, encima, cabrean

[Img #3127]Hay muchos elegidos que, allá ellos; pero coño, lo peor es que encima cabrean.

En el mercado donde venden los miedos, allí tiene el clero un punto de venta al por mayor o al por menor, de tal manera que cada uno se lleva su miedo a su medida, en un mundo que todos sabemos ya a estas alturas el estercolero que es.

Por otro lado no voy a decir que el rojerío está lleno de angélicos, porque bien sabe el obispo Lorca, que los rojos no pueden ser angélicos, porque ni uno de ellos iremos al cielo, y, por lo tanto, el cargo de angélicos celestiales se lo tienen reservado a los peperos, especialmente a los de opus, y algún que otro coadjutor. Porque el alto clero, firme o no firme lo complejo que resulta ponerse del lado de los desposeídos, de los que los echan de su casa a la puta calle, van todos derechicos a ser arcángeles, que hasta el tontico de mi barrio sabe que son en el escalafón más que ángeles o angélicos.

Desde luego que es complejo y complicado cuando uno es un ejecutivo de la multinacional más rica de la tierra, la iglesia vaticana, ponerse del lado de los necesitados, cuando el pago de la hipoteca contraída, con la entrega de la propia vivienda queda saldado, tal y como ocurre y está generalizado sin complicación alguna cuando el hipotecante es una empresa promotora de más que amigos, o simplemente amigo de los amigos.

Como vemos, esta cortijá está al completo, y es un modelo exportable para cualquier república bananera que desee explayarse con unos componentes de bandera: Un pueblo de borregos baladores que nos dejamos esquilar mansamente; una justicia caracol; unos politicuchos de rollo de papel higiénico; y un mando clerical preocupado por el colesterol y los triglicéridos.

Porque advierto que lo del Ibi, es distraer al personal y engañarlo como cuando, más acusado y acentuado el diferencial clero-pueblo pecador, el gaditano Álvarez, que para intentar dar más respeto se autoapellidó Mendizabal, hizo un amortización, es decir, unas expropiaciones eclesiales que sobre la realidad fueron un complejo fracaso.

El único consuelo que nos queda a los que por malos no vamos a ser nunca angelicos, es que por algo se empieza. Salud y Felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Sábado, 9 de junio de 2012 a las 21:12
José María Hernández
PARA EL REALISTA que no se entera por que se cree lo que le cuentan, se deja engañar.
Cáritas es una organización de la iglesia y es una ONG. Como tal recibe subvenciones del Estado y de todas las administraciones. Además recibe su parte proporcional el IRPF, cuando marcamos fines sociales. También empresas y ciudadanos con posibles aportan. La iglesia aporta el 0,8% y en los casos de extrema necesidad. De lo que hemos de deducir que la iglesia apoya poco, muy poco a los necesitados y sin recursos.
Fecha: Jueves, 7 de junio de 2012 a las 15:39
José María Hernández
¡Joer que no!, de los hermanos de La Salle, Juan. Pero es que muchos de ellos ya tenían serias dudas. El bachiller elemental y el superior, que entonces se llamaba así. Y con latín y griego incluidos. Y además, era en todos los años, el delegado de curso...¡Un ejemplo, un ejemplo! Ja, ja, ja,ja.
Fecha: Miércoles, 6 de junio de 2012 a las 16:14
José María Hernández
Son los mayores hipócritas que han existido jamás. Son políticamente correctos con el poder que les permite vivir por encima de sus posibilidades. Ellos no son, en nada, productivos. Nuestra productividad ha de dividirse entre su improductividad y los buenos dineros que gastan en su sustento gratuito, sin mayor esfuerzo que el de doblegar la voluntad de los que se revelan ante las inusticias. Ni pagan IBI. Ellos nunca van ir contra quiénes les hacen vivir de puta madre. Con hacer unas misitas, santas pascuas. Ellos viven felices y lo demás es demasiado complejo. ¡Hipócritas y fariseos! Necesitáis al pobre, el pobre es vuestra justificación, el pobre es quien os alimenta. ¡Sanguijuelas! ¡Defender de verdad al que lo necesita y no sólo con un plato de comida que encima no pagáis vosotros! ¡Defender de verdad al ser humano de tanta injusticia, de tanto atropello por parte de los fuertes! Fijaos en el verdadero Cristo y sed la mitad de su beligerancia con el poderoso. 2012 años lleváis viviendo a nuestra costa, ¿Qué nos habéis dado? ¿Cuáles han sido las mejoras que vosotros habéis procurado a este mundo? ¿Qué habéis hecho para que este mundo sea más justo? ¿Dónde tenéis vuestras trincheras si no es al lado del rico?... Si fuerais como Cristo este mundo sería el paraíso, pero eso no os interesa en absoluto. Necesitáis a los pobres y menesterosos, a los desconsalados y heridos, a las buenas gentes que os abren su cuerpo y alma para que vosotros anidéis en él y les chupéis hasta el hígado. ¡Sólo sois demonios disfrazados!
Os queda poco tiempo para que la mentira de la que os valéis se haga verdad y entonces no os quedará más que llorar y llorar tanta infamia. Y de paso al infierno, al que vosotros mismos creasteis. Es todo para vosotros, los de las sotanas negras y purpurados.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress