Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Martes, 10 de julio de 2012

Ante la estafa nacional

[Img #3446]Otro renglón más de protesta. Otro renglón más de oposición a los que, mucho mejor de lo que ellos habían vaticinado, se está todo cumpliendo, y un pueblo entero, balando, anestesiado, dándose silenciosos bocados un estamento contra otro, en vez de defenderse en conjunto, hemos llegado ya a pastar en un prado de ruindades y sálvese el que pueda, no ya ofreciendo resistencia, sino por el contrario, con los pantalones abajo esperando ordenes.

La herida está en  el exceso de políticos, asesores, escoltas, coches oficiales, embajadas autonómicas, subvenciones y privilegios al clero, robos cuantiosos en los bancos a repartir, robos cuantiosos en las autonomías… Y ante todo eso que es basura que surge de un muladar a la vista de todos, las medidas que se toman es hacerle pagar el diez por ciento de un medicamento a una mujer superviviente de un cáncer con doscientos euros de pensión, con cuya recaudación todo queda arreglado.

Así todo, tan claro y tan decantado; tan fácil de corregir, tan inmediato, y estos imbéciles que nos gobiernan y los millones de idiotas que los aplauden y son cómplices necesarios para que se cometan tales desmanes, se están despreocupando de sus descendientes, en primer lugar porque no todos caben en el opus deis y en segundo lugar, porque el apoyar, el aplaudir, el defender al Pepé, no es garantía, salvo en unos pocos – aunque para el caso sean bastantes- de que la crisis con dinero en los paraísos fiscales son menos crisis.

Aunque falta poco, no por eso dejan de estar ansiosos los bancos para regular sus balances junto a los de los políticos, al tiempo que las empresas dueñas de turborreactores de radio de vuelo interoceánico, tienen a punto una flota de aviones, en espera del lucrativo negocio de llevar y traer, con apenas unos minutos para repostar combustible, asesores y titulares con documentos simplificados donde banqueros y políticos acreditan que allí, durmiendo por meses, quedan los fondos europeos de ayuda para golfos.

El clero se lleva lo suyo al Vaticano, y lo que le escaquea a la santa sede ¡¡manda cojones por lo de santidad!!, lo guarda en la catedral o el convento. Ayer la monjas de Zaragoza, ahora lo quieren clarear los curas de Santiago…Y hoy euros y mañana gloria. Amén.

Salud y felicidad.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Jueves, 12 de julio de 2012 a las 19:24
Vicente
...De acuerdo con Andrés...
Las Illes Balears ya son propiedad privada de los alemanes y de los hooligans ingleses que no hacen más que destrozar todas las zonas que van pisando.
Se le añade la delincuencia nigeriana y marroquí (y no es racismo, sólo es que nos cabrean porque no se portan nada bien).
Y los pobres lugareños, gracias a nuestras autoridades peperianas, nos estamos quedando sin terreno del pueblo a donde poder ir porque se están privatizando las playas al mismo tiempo que destrozando para el puto turismo de masas de sol y playa y chancletas hooligans y se lo están regalando todo.
Ya somos La Habana de los alemanes.
¡Vivan los políticos!...Los grandes corruptos de nuestras Illes Balears.
Fecha: Miércoles, 11 de julio de 2012 a las 15:42
Andrés
Y los sindicatos, y la patronal, y todo. El Estado, o mejor dicho, la dictadura de partidos o "partidocracia" han coptado primero el Estado, y luego han arrinconado a la sociedad civil (hoy mera expectadora del saqueo) a un estatus pedigüeño de semi-esclavitud.

¿Qué ha sido del sector industrial en España? ¿Y la agricultura? ¿Y la pesca? ¿Y el comercio? ¿Y la energía (la más cara de Europa)?

Nada, nada. Todo se ha acabado gracias al marasmo regulatorio y la demencia administrativa, la corrupción y el dejar el corderito en manos de los lobos.

La gente se queja de Eurovegas, pero eso es lo que va a quedar de España, prostitución y juego, bares y mafias, seremos la Thailandia de Occidente, mientras tapamos los agujeros de las Cajas de ahorro trufadas de políticos y los bancos de sus coaligados.

Qué razón llevaba el sinvergüenza de Guerra cuando dijo que a España no la iba a reconocer ni la madre que la parió.


VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress