Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Eladio Palmis.
Martes, 9 de octubre de 2012

Del desastre del 98 al del 12

[Img #4009]La crónica, siempre tacaña, simplemente lo calificará como el desastre del 12. Que es el que estamos llorando, hablando y, muchos hijos de puta, defendiendo.

Cuando se analiza el desastre del 98, se ven tres elementos totalmente irresponsables, que fueron los que jalearon el baño de sangre y miseria que significó la pérdida de Cuba y Filipinas, o mejor, Filipinas, que fue la llave de todo, que fue lo primero, la prueba, y después, Cuba y todo lo demás.

 Una prensa irresponsable, que mientras los periodistas y señoritos aún en edad para la lucha se libraban de ella por cualquiera de los tres chanchullos instituidos: fraude en los sorteos de las quintas, pago de la cuota, o pago a un sustituto, defendían la guerra hasta la última gota de sangre de los demás. Un clero, que desde Filipinas, respecto a sus posesiones todo lo tenía atado y bien atado con los EE.UU. Y el maravilloso cuento que siempre nos han contado de unos barquicos de guerra españoles, hechos de papel de estraza, ante unos poderosísimos buques de guerra yanqui…y los pájaros cantan y las nubes se levantan.

De los políticos, lo mismico que los de ahora: Haciendo todo lo contrario de lo que tenían que hacer, vendidos a sus vanidades, a sus intereses particulares, robando a manos llenas, quedándose, lo mismo que Valcárcel se queda con las perras de los medicamentos de los jubilados, con los sueldos de caca de los soldados; echándole serrín a las galletas, al pan… Todo tan espejo lo que pasó con lo que pasa, que tan solo hay un hecho diferencial del desastre del 98 al del 12: Aquellas pobres gentes tuvieron dignidad, pero nosotros, como pueblo y gente, ni eso.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Jueves, 11 de octubre de 2012 a las 23:10
Sabemos del Maine
Pero esperamos al Potemkin.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress