Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Sánchez.
Martes, 29 de octubre de 2013

Invierno

Este invierno debería ser muy frío. Tan frío que nos obligue a regresar a casa. Nos guarde en el hogar cierto para volar muy, muy lejos, y observar el mundo desde los cielos, y decidir si es el nuestro. Si queremos seguir viviendo en esta tierra de los muertos. Este invierno debería ser muy frío, gélido, congelado, congelador. Y que rescate de los cajeros a los desheredados y los viejos, y se rompan de par en par los portalones del templo para dar cobijo a los olvidados y los huérfanos. Este invierno debería ser tan frío que se desgarren las carnes del mismo Dios al ver sufrir a sus corderos… Que llueva maná del cielo para saciar a los muchos que tienen tan menos. Este invierno habría de ser muy gélido, tanto para encender los fuegos internos y allí guarecernos, y charlar con los amigos al rescoldo de viejos y nuevos tiempos. Y reír cómo solo lo hacen los cálidos de corazón, los limpios de falta, los camaradas y los buenos buenos. Este invierno debería ser muy frío. Que se incendie el lecho de la pasión. Que los enamorados sirvan al ¡amor!, y, rendidos, saciados de caricias y de besos, se entreguen al mundo de sueños eternos. Este invierno debería ser sumamente frío y completo. Y que los claros de Enero lleguen justo antes de tiempo. Y el cielo estrellado nos recuerde el camino hacia el adentro, y olvidemos esta maldita senda que nos precipita en el infierno (Dinero). Este invierno debería ser tan frío que nos hiele el pensamiento. Que despierte el corazón por tanto tiempo apagado, ahogado por lo muy, muy negro. Y que nos quede clavada una esperanza, un anhelo supremo: “Yo con mi amor y los sueños, con mi gente y su cielo, con la tierra como patria y en el infinito como pionero, yo con mi amor, ¡me como el universo!”… Saludos y abrazos para [email protected] [email protected] [email protected]

*Advertencia: Políticos y similares abstenerse de leer este artículo, no sea que sufran un ataque agudo de vergüenza y se den cuenta que están dónde están para servir al pueblo, ¡¡NO para hacerse ricos!!. Ojo al dato”

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress