Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Quiénes somos

VEGA MEDIA PRESS
Fundado en 2003

El periódico de los murcianos comprometidos

ATENCIÓN AL LECTOR
Teléfono y Whatsapp: 684 36 96 69

[Img #5725]

Director
JESÚS PONS

Jefe Área de Información
JOSÉ JUAN CANO VERA

Subdirector para Armenia Press
ARTHUR GUKASIAN

Directora Ediciones VegaMediaPress
ANGELES GABALDÁ

Delegado Cartagena
JOSÉ MARÍA HERNÁNDEZ

Redacción
ANA RETAMALES
MARÍA FERNÁNDEZ
ADRIÁN LOSA
INMA SORIA

Fotografía
VÍCTOR M. MIRETE
TITO BERNAL (In memorian)

Hablando de libros
FRANCISCO JAVIER ILLÁN VIVAS

De lectura Obligada
ADOLFO CAPARRÓS

Humor Gráfico
VICENTE BOHIGUES

Televisión
JUAN ISRAEL ALDANA

Área latinoamericana
JUAN ELADIO PALMIS

Asesoría fiscal
ESI S.L.

Departamento jurídico
Anticorrupción Asociados S. L.


Opinión:
JOSÉ LUIS MAZÓN
ISABEL MARTÍNEZ
PURA MARÍA GARCÍA
MARIANO SANZ
JOSÉ ANTONIO PAREJA
DOMINGO DELGADO
IRIS BERNOT
ROSARIO SEGURA
JOSÉ MARÍA HERNÁNDEZ
JUAN SÁNCHEZ
ANGELES GABALDÁ
VÍCTOR ARROGANTE
RAFAEL MONTAVA
JESÚS ANGEL DE LAS HERAS
JUAN ELADIO PALMIS
ENRIC SOPENA
ANTONIO BALSALOBRE
PETER MAGNUS
LUIS SOLANA
RAFAEL SIMANCAS
CORONEL MARTÍNEZ INGLÉS
DIEGO JIMÉNEZ
CÉSAR VALDEOLMILLOS
ABEL ROS
JOAQUÍN SÁNCHEZ
MONTSE NEIRA
MARIO CONDE
VÍCTOR CORCOBA
MAZAS
RAQUEL CÁNOVAS
CHEMA GIL
LUIS MIGUEL LÓPEZ
LUIS ÁNGEL JUL
CLAUDIA MOCTEZUMA
ALVARO PUIG DE MORALES
GABRIEL GARCÍA SÁNCHEZ
RAFAEL NARBONA
JUAN MARIANO PÉREZ ABAD
JOSÉ LOSA PÉREZ
VÍCTOR M. MIRETE
JUAN SÁNCHEZ

Correo electrónico
[email protected]

Miembros de
Reporteros sin Fronteras
Asociados con Reporteros de Colombia
Club Internacional de Prensa


Páginas asociadas
EL PLURAL
SURESTE PRESS
RT NOTICIAS



Nuestro manifiesto: contra los corruptos y la corrupción
 

Decía la cantautora norteamericana Joan Báez que si no se lucha por acabar con la corrupción se termina formando parte de ella. Los efectos de la corrupción en la gestión pública los pagamos todos. Es inadmisible que evidentes comportamientos corruptos sean observados por los ciudadanos, e incluso por determinados responsables de medios de comunicación y por ciertos políticos como simples errores; causa estupor ver que se aplauda a sospechosos y, al mismo tiempo, se critique la acción de la Justicia; es inadmisible que se ‘pontifique’ a quienes están sometidos a investigación por parte de los jueces y de los fiscales y que por el contrario se siembre la duda sistemática sobre éstos últimos. Máxime cuando quienes son sospechosos están sometidos a procedimientos judiciales con todas las garantías y los derechos reconocidos en la Constitución.
 

La sociedad que no se implica radicalmente en luchar contra la corrupción termina siendo una sociedad corrupta y decadente, sin fuerza moral.

Los ciudadanos no podemos permitir que quienes se enriquecen u obtienen algún beneficio de acciones corruptas sean, además, quienes desprecian que se informe sobre lo que está ocurriendo.

Queremos reconocer a todos aquellos colectivos ciudadanos, periodistas, jueces, fiscales, fuerzas de seguridad, que pese a la falta de medios, a los obstáculos, a las informaciones negativas y las críticas desvergonzadas han emprendido por fin una labor orientada a regenerar la vida social, política y económica de esta Región.

Ni un sólo caso puede quedar sin investigar, todos los que han despreciado el imperio de la Ley y, unas veces de forma sutil, otras veces con descaro, han incurrido en comportamientos como el tráfico de influencias, los tratos de favor, la prevaricación, el enriquecimiento o lucro ilícito…todos aquellos que, en definitiva, detrás de la apariencia falaz de determinados ámbitos de poder, han envilecido hasta extremos insospechados esta sociedad, deben ser investigados y expuestos a la luz. Deben pagar por lo que han hecho con arreglo a las leyes y en aplicación de una honesta justicia.

Queremos expresar nuestro más profundo desprecio por aquellos que teniendo los medios adecuados y sabiendo lo que se esconde tras las bambalinas de ciertos tratos, no lo denuncian e incluso critican a quienes están por la labor de hacerlo. Llegará un día en que tendrán que rendir cuentas también, porque antes o después, las actitudes cómplices con los corruptos tendrán que ser puestas al descubierto.

La corrupción es una lacra y si la sociedad se inmuniza y la permite, es más, si los ciudadanos, frente a todo lo que se está conociendo, se limitan a responder ‘todos hacen lo mismo’, nos encontramos con que, quienes desde ciertas alturas, manejan los hilos de la indecencia, han triunfado.

La corrupción la pagamos todos y no debemos permitir que las siguientes generaciones carguen con una hipoteca como esa.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress