Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
enviado por ponerse en pie
15 de junio de 2015
Europa neoliberal o España
Señor Director.

En mi opinión el sistema neoliberal que se nos está imponiendo tiene tintes claramente antidemocráticos. En aras de una globalización se está produciendo un enorme trasvase de capital desde la población a una minoría que detenta el poder financiero. En España observamos la absoluta falta de información sobre lo que está ocurriendo. Nunca hemos votado dejar entrar capital extranjero a cambio de perder nuestros derechos ciudadanos y de que unos pocos aprovechen esos intercambios. Hoy en día vemos el desguace de nuestros servicios públicos, y de nuestras garantías sociales para pagar deudas públicas creadas por los mismos mecanismos financieros que debieran protegernos y que aplican tasas a nuestras deudas para incrementarlas. Para ser competitivos se aduce qué debemos tener trabajos mal pagados y sin derechos. Mientras que las grandes compañías incrementan sus beneficios de manera escandalosa. Las Pymes desaparecen todos los días pues se encuentran con un mercado que juega con las cartas marcadas ¿Cómo competir con Ikea si estos señores apenas pagan impuestos Irlanda y por un pequeño descuento para que todo lo hagas tú mismo contratan a muy poca mano de obra?

El trabajo debe protegerse mediante impuestos la sustitución de trabajadores por máquinas debería ser penado y encima esas empresas no aportan nada a la economía de un país. Otro caso sería que esas compañías que eliminan puestos de trabajo devolvieran su ganancia mediante impuestos pero vemos que eso no está ocurriendo. Perdemos nuestra pequeña y mediana empresa, nuestros autónomos porque resulta imposible pagar impuestos a España y subsistir en este juego global. Así se está creando un mundo de cuatro ricos y el resto en la pobreza. Incluso nuestro propio estado contribuye a la destrucción de nuestra economía dando nuestro dinero a grandes empresas para por ejemplo la recogida de basuras o contratando eventos en hoteles de multinacionales. Se permite la existencia de páginas webs como Booking que parasitan los pequeños hoteles rurales que antes eran consultados en guias nacionales. Se permite el trabajo de empresas de transporte rumanas en nuestro país con condiciones laborales que no son las de este país simplemente porque benefician a Zara entre otros. La injusticia se asienta en nuestro país mientras los españoles seguimos con el futbol y la fiesta del Entierro de la Sardina (claramente machista).

Las políticas neoliberales ofrecen a las mujeres un trabajo mal pagado además del trabajo gratis que ya realizan en sus casas cocinando, limpiando, etc. La eliminación de garantías sociales afecta especialmente a la mujer pues es ella la que tendrá que cuidar del enfermo, de los ancianos o de los niños por ejemplo.

Para mí la economía se está globalizando desde el neoliberalismo de manera errónea e inducida por mecanismos como FMI. La globalización podía realizarse desde políticas sociales, justas y equitativas. De esa manera estamos retrocediendo a un mundo que creíamos haber dejado atrás y creando un mundo para los super-ricos.

VegaMediaPress • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress